Visita Seriesalinstante

Visita este nuevo proyecto y apoyanos a seguir adelante en el cual encontraras Descarga directa de tus series favoritas y recomiendanos!
www.seriesalinstante.blogspot.com

Analisis Lost 5x12 "Dead is dead"


Muchas veces, Lost es una serie de duelos. Los hemos visto de todos los colores: los losties contra los otros, Jack contra Sawyer, Jack contra Locke, Locke contra Eko, Ben contra Widmore... Con Dead is dead, Lost se ha consagrado al duelo entre Benjamin Linus y John Locke, posiblemente los dos personajes con más carisma de la serie actualmente. A día de hoy, sin duda, dos de las mayores fuerzas vivientes de la isla, pues ambos están versados en sus secretos. Con estos ingredientes, el cóctel resultante es un capítulo cargado de información, de los que hay que marcar con una X y debatir ampliamente. ¿Uno de los mejores de la temporada? ¿Uno de los mejores de la serie? Discutámoslo dentro...

Demos antes que nada un repaso cronológico al episodio, centrado de principio a fin en la figura de Ben. Empezamos viéndolo en el 77, recuperándose del disparo de Sayid en el campamento hostil; ya adulto, lo encontramos a finales de los 80 robando a Alex, escena que comentaremos a fondo; en los 90 (se entiende que estamos en la época post-purga), presenciamos el exilio de Widmore; y en 2008, conocemos el origen de sus heridas más recientes y luego ya lo recogemos en la isla. No está nada mal, realmente hemos pegado un repaso a la vida de Ben...

No es la primera vez que acariciamos la idea de que es la historia de la guerra entre Benjamin Linus y Charles Widmore, y de que los losties sencillamente pasaban por allí. Vale, quizá es un poco exagerado verlo así, pero cada vez que tenemos un flashback de Ben queda más patente. En este capítulo vemos que la isla es de Charles Widmore, que él es el líder único e inequívoco. Por lo menos durante los 80. Pero antes de comentar esa escena quiero rescatar una frase que el propio Widmore le dice a Ben Potter: "Just because you're living with them doesn't mean you can't be one of us". Me ha recordado mucho a la que Isabel, la Juez-Otra, le dice a Jack en la , al hilo de los tatuajes: "He walks among us but is not one of us". No es que tengan demasiada relación, pero ambas insisten en esa idea de que no es sencillo formar verdadera parte de la isla. Ben lo logra. Vaya si lo logra...

La audiencia ha decidido que debe abandonar la isla...La audiencia ha decidido que debe abandonar la isla...

Vayamos a los ochenta. Ben y Ethan acechando a Rousseau. ¿Ethan? ¿Ethan Rom? ¿El bebé de Amy? Si no me fallan las cuentas, aquí Ethan ronda los 12 años. No le veo mucho sentido a que a esas edades ya se haya fugado de Dharmaville, al fin y al cabo sus padres no parecen ser tan malos como los de Ben Potter... ¿o quizá haya pasado algo en Dharmaville que no sepamos? ¿O quizá los hostiles estén captando niños? También puede ser la excusa para justificar la presencia de Ethan entre los Otros, en 2004, en lugar de en el fondo de una fosa con el resto de víctimas de la Purga. ¿Hacía falta? En fin, dándole vueltas a esta escena, y a la posterior entre Ben y Widmore, creo no me acaba de convencer demasiado la manera en que Ben adopta a Alex. Vale, nos dan a entender que se lleva al bebé porque Rousseau está loca, y además de poder hacerle daño, sin duda no podrán sobrevivir mucho. Al final resulta que la francesa se tira 16 años sobreviviendo, pero bueno...

Lo bueno es que aquí empieza, o al menos se intensifica, la lucha Ben-Charles, que culmina en la escena del submarino. Apuntemos:

  • Ben: Has entrado y salido de la isla a menudo. Has tenido una hija con una mujer de fuera. Has roto las reglas, Charles.
  • Widmore: ¿Y por qué crees que puedes coger lo que es mío? [es decir, la isla]
  • Ben: Porque yo no seré egoísta. Porque yo sí sacrificaré lo que sea para proteger la isla.
  • Widmore: No sacrificarías a Alex.
  • Ben: Fuiste tú el que la quisiste matar, Charles, no la isla
  • Widmore: Espero que no te equivoques, Benjamin, porque si es la isla la que la quiere muerta, la matará. Y algún día estarás donde yo estoy ahora. Serás tú el proscrito, y te darás cuenta de que no puedes luchar contra lo inevitable. Nos vemos, chico.

Ahí está: manual para entender muchas cosas, pero para generarnos algunas dudas existenciales. Widmore es el malo-super-malo de la serie. Es decir, Ben es muy malo, pero tiene cierto lado humano, que por lo menos en el caso de Charles no nos han mostrado. Él ama la isla por encima de todo, pero le tiran más dos... ya me entendéis, así que rompe las reglas con la madre de Penny y se gana el destierro. Por cierto: ¿descartamos a Ellie como madre de Penny? En el capítulo anterior parecía una de las cabecillas de los hostiles, pero en éste ni se la ha mencionado. ¿Estaría fuera de la isla, saliendo Charles a tener relaciones con ella? No me cuadra, sobre todo porque Ben usa la palabra inglesa outsider (forastero, intruso). Exiliado, y como por aquel entonces la isla es ilocalizable, Widmore gasta varias décadas tratando sin frutos de encontrar la Jablonski. Cuando lo logra, Ben es aún más dueño y señor de todo. ¿Cómo poner a la isla en su contra? Matando a Alex. En realidad, el plan A era sacar al propio Linus de la isla, pero ya vimos que se resistió; supongo que dentro de las órdenes de Widmore a Keamy se contemplaba la opción de matar a Alex. Primero, para fastidiar a Ben; segundo, para sacarle de la madriguera. Y aquí es donde llegan las reglas... Las reglas, parece ser, son muy sencillas: no hacer daño al prójimo a menos que así lo pida la isla. Es decir, . ¿Quién las rompe? ¿Widmore al mandar asesinar a Alex? ¿Ben al permitir que pase? Pero sobre todo... ¿por qué Ben está tan seguro de que Widmore no romperá las reglas?

Cierro la trama Widmore. Si, como decía al principio, Lost es la historia de la guerra entre Benjamin Linus y Charles Widmore, la verdad es que la rivalidad entre ambos me parece bastante descafeinada, como de cartón piedra. ¿Por qué? Porque, casi 100 capítulos después, sigo sin entender qué tiene la isla que la hace tan preciada. ¿No tenéis esa misma sensación? Vale, ya sé que ahora, con asesinatos e intentos de asesinato de las respectivas hijas, la rivalidad ya ha tomado otros senderos más serios, pero aún así me sigue pareciendo artificial. Hablando de intentos de asesinato... ¡he sufrido uno! ¡Ben ha querido matarme! Os juro que se me ha parado el corazón cuando Desmond caía tiroteado. Sin duda, para mí, la mejor escena del capítulo (será porque Desmond me parece mejor personaje que Ben o Locke), aunque realmente esperada que muriera Penny. Es decir, no lo deseaba, pero estaba convencido de que pasaría.

Im-pre-sio-nan-te plano...Im-pre-sio-nan-te plano...

Vayamos a Locke, que más de uno lo estará esperando. John sale de su particular exilio (no teníamos una buena ración de calvo desde The Life and Death of Jeremy Bentham) y lo hace a lo grande. En su caso sí entiendo la devoción isleña: hablamos del pedazo de tierra en el que ha recuperado el uso de sus piernas primero y la vida después. Él ha visto the eye of this island, y era beautiful... Pero él no es como Ben ni como Charles, él quiere dirigir desde la calma. No me acaba de quedar claro cómo Locke parece saber tanto: está en ese estado zen que le suele entrar de vez en cuando y en el que se diría que es omnisciente. Supongo que lo iremos adivinando en los próximos capítulos... Digo omnisciente, pero al mismo tiempo no hay duda de que hay cosas que a Locke se le escapan. No aprende. Si yo fuera Locke, le hubiera retorcido el cuello a Ben en el mismo momento en que lo hubiera visto tirado en la cama. Pero no, supongo que Locke confía en que Linus aún le pueda revelar secretos de la isla, o quizá su idea sea aún más retorcida y prefiera torturarlo demostrándole que, en realidad, él sabe más sobre la isla. El caso es que no sólo no lo mata, sino que se va con él camino del Juicio Final. Qué tranquilo... Y pensar que Ben está conspirando contra él, mano a mano con Caesar; y pensar que Ben no duda ni medio segundo en quitarse de enmedio al pobre Caesar, que nos ha durado un suspiro. Qué malo eres, Linus...

De lo hablado entre Locke y Sun parece salir la trama de este final de temporada: reunir de nuevo a los en el mismo escenario temporal. O bien devolver a los Dharma-infiltrados al presente, o bien viajar Sun, Locke y Ben al 77 para traerlos de vuelta. John parece tener ciertas ideas al respecto. ¿Cuáles? Se aceptan ... Por cierto, refrescadme la memoria: ¿se conocen Ben y Christian? Si no me equivoco, jamás se han encontrado, pero a Ben le cambia la cara cuando Sun lo nombra...

Lo que queda de capítulo es un tete-a-tete entre Ben y Locke en el viaje que ambos hacen para que el primero sea juzgado. Dejando de lado detalles... digamos... técnicos, como la manera en que se llama al monstruo o los discretos efectos especiales, es posiblemente una de las mejores partes de la temporada. Como siempre, Lost se engrandece cuando recurre a las metáforas (ese momento final, con Locke mirando a Ben desde arriba) y las autorreferencias: ¿Te gusta tener que hacer preguntas sin respuesta, tener que seguir a ciegas a alguien confiando en que te lleve a lo que buscas? No, ¿verdad? Bueno, pues ahora sabes lo que era ser yo... Zas. Top 3 de frases de Locke, sin duda.

Dios Locke...Dios Locke...

Rompo brevemente el climax lockiano para comentar la penúltima escena, en la que Ilana se nos destapa definitivamente como alguien importante. ¿Qué yace a la sombra de la estatua?, le pregunta a Lapidus. Y el pobre piloto se queda con la misma cara de tonto que nosotros, pero con dos diferencias: una, que nosotros al menos sabemos a qué estatua se refiere; dos, que a nosotros nadie nos pega con un rifle. Apuntad el nombre de Bram, el compañero de Ilana. Ambos darán guerra en breve...

Cerramos. muy, muy personal: no estamos ante un capítulo histórico de Lost. Contiene ingredientes para estar entre los mejores de la temporada, pero ni de lejos está en el Altar Lostiano. Pasa una cosa, y es que Lost ha cambiado tanto en algunos aspectos que me resulta inevitable echar de menos las primeras temporadas. Ninguna en concreto, nunca he sabido cuál de ellas era mi favorita; pero supongo que algo se rompe en algún momento de la cuarta. Viendo esta quinta me da la sensación de que comprimir Lost en la mitad de espacio hubiera sido mayor acierto casi (casi...) aún que fichar a ese actor contratado para un par de capítulos que era Michael Emerson.

Pero no me tiréis huevos a la cabeza: Lost sigue siendo una de las grandes. Confío mucho, muchísimo, en la sexta temporada, incluso en el cierre de esta quinta, y creo que algunas de las cosas que algunos estamos viendo estos meses y no nos gustan son la preparación de terreno que la serie necesita para concluir de manera redonda. Tal y como están las cosas, no es complicado pronosticar un final de la quinta con Locke llevando la batuta, con Ben rebelándose ante ello (¿o el empujón de Alex habrá sido la manera definitiva de que el señor Linus se redima y se comporte?), y con una nueva guerra en el 77. Es un escenario que me gusta. Al menos me gusta más que, disculpad la crudeza, mezclar nuestra querida Jablonski con mitología egipcia, humos que son llamados cuando quitas el tapón de la bañera y jueces que cometen la inmundicia de perdonar a Benjamin Linus. Lo digo alto y claro: Ben debería haber muerto aquí. ¿O acaso no ha usado la isla para su provecho personal? Quizá el arrepentimiento por la muerte de Alex le disculpe...

Espero que los guionistas cierren mi bocaza. Y creo que lo harán...

2 comentarios:

Karen dijo...

y que paso con sayid??

Ciudad Guzman Jalisco dijo...

hasta ahorita no sabemos se vera en los proximos capitulos :P